En búsqueda de nuevas experiencias, estudiante de España llega a Wilson Paula Martín Lanchas

Estudiante+de+11+vino+a+los+Estados+Unidos+para+explorar+la+cultura+americana+y+crear+memorias.+Aunque+se+ha+enfrentado+con+barreras+idiom%C3%A1ticas%2C+Est%C3%A1+muy+contenta+de+haber+llegado+a+Wilson.+%0A
Back to Article
Back to Article

En búsqueda de nuevas experiencias, estudiante de España llega a Wilson Paula Martín Lanchas

Estudiante de 11 vino a los Estados Unidos para explorar la cultura americana y crear memorias. Aunque se ha enfrentado con barreras idiomáticas, Está muy contenta de haber llegado a Wilson.

Estudiante de 11 vino a los Estados Unidos para explorar la cultura americana y crear memorias. Aunque se ha enfrentado con barreras idiomáticas, Está muy contenta de haber llegado a Wilson.

Foto cortesía de Paula Martín Lanchas

Estudiante de 11 vino a los Estados Unidos para explorar la cultura americana y crear memorias. Aunque se ha enfrentado con barreras idiomáticas, Está muy contenta de haber llegado a Wilson.

Foto cortesía de Paula Martín Lanchas

Foto cortesía de Paula Martín Lanchas

Estudiante de 11 vino a los Estados Unidos para explorar la cultura americana y crear memorias. Aunque se ha enfrentado con barreras idiomáticas, Está muy contenta de haber llegado a Wilson.

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story







Soy Paula Martín Lanchas. Nací en Madrid, España y he vivido allí durante toda mi vida hasta este año, que decidí venir a estudiar a los EEUU. En España iba a cursar mi primer año de bachillerato (grado 11) y tenía que escoger un tipo concreto de bachillerato y como no lo tenía muy claro, mis padres me propusieron venir a estudiar aquí, y me pareció una buena oportunidad para aprender inglés y vivir una nueva experiencia.

El primer día que visité Wilson fue el día de la presentación para nuevos alumnos, me pareció un instituto super grande y con muchísimos alumnos, comparado con el instituto del que vengo, que también es público, pero es mucho más pequeño y con muchos menos alumnos. Las primeras dos semanas me resultaba difícil encontrar mis clases, me perdía muy a menudo la verdad, pero al final me acabé acostumbrando al igual que me acostumbré a la gran cantidad de gente, lo cual me encanta porque creo que hay una gran diversidad cultural, y eso en mi opinión nos enriquece como personas.

Los primeros días no me resultaron nada complicados, teniendo en cuenta que no conocía a casi nadie, aunque enseguida hice amigos, mucha gente al ver que era nueva me ofrecían si quería irme con ellos a tomar el almuerzo, así que lo cierto es que me han hecho sentir bienvenida desde que llegué. Incluso participé en el equipo JV de volleyball, donde me lo pasé super bien con mis compañeras, que me acogieron super bien desde el primer momento, al igual que las entrenadoras.

En cuanto a las clases y los profesores he tenido bastantes facilidades como tener algunas clases ESL (English as a Second Language). Aunque no todas mis clases son ESL, y eso hace que aquellas que son más complicadas, como por ejemplo física al principio me costase un poco más por el tema del idioma. Por eso pienso que sería bueno que hubiera clases ESL de aquellas asignaturas que pueden resultar más complicadas para aquellos alumnos cuya primera lengua no es el inglés.

Realmente el único problema que tuve desde que llegué fue que durante las primeras semanas no estuve en el grado que me correspondía porque las transcripciones de mis notas aún no habían llegado al instituto, cuando por fin llegaron, me cambiaron de grado, y más tarde tuve que cambiar algunas clases para poder convalidarlas el año que viene en España.

En general, aunque el estilo de vida es muy diferente al que estoy acostumbrada, estoy muy feliz de estar aquí viviendo esta experiencia, y de estar conociendo gente tan diferente a lo que estoy acostumbrada. Es una experiencia que jamás olvidaré. •