Los Estados Unidos debe admitir los inmigrantes de la caravana

Ethan Leifman

Durante el último mes, muchos conservadores han estado muy enojados con la “caravana de inmigrantes” que viajó a través de América Central a los Estados Unidos. El viaje de la caravana es un evento anual que empezó por primera vez en el 2010, pero la caravana del 2018 es atípicamente grande. 

El 29 de abril, la caravana llegó a la frontera de México y los Estados Unidos. El partido republicano y muchos conservadores en general creen que los miembros de la caravana vienen de situaciones buenas y solo emigran a los Estados Unidos porque así lo quieren. 

Eso no podría estar más alejado de la verdad. Las personas en la caravana han venido a los Estados Unidos por necesidad; pensar de otra forma sería simplemente degradante para sí mismas y sus sueños. 

Muchas personas en la caravana están huyendo de la violencia y de la pobreza en sus países y han comenzado sus aplicaciones para el asilo político. Algunos de ellos han sido permitido entrar, pero muchos van a esperar semanas, posiblemente meses, por el asilo político.  

Decir que ellos son de “países malos,” y que por eso ellos no son bienvenidos a este país, es absurdo. En enero, muchos republicanos estuvieron de acuerdo con Presidente Trump cuando dijo que muchos inmigrantes que llegan a los Estados Unidos son de “países de m*erda.” 

También estuvieron de acuerdo cuando Trump dijo, en la misma entrevista, que los Estados Unidos necesita más inmigrantes de países ricos como Noruega. Pero, es importante recordar que los Estados Unidos siempre ha aceptado inmigrantes de países que tienen problemas es nuestro legado.

 Muchos inmigrantes de lugares como Irlanda, Italia, China, y Europa del Este han contribuido mucho a nuestra sociedad. Últimamente, inmigrantes de Centroamérica han hecho lo mismo. Por razones morales e históricas, los Estados Unidos debe aceptar a los inmigrantes de la caravana.

Hay beneficios económicos también. Estudios dicen que si la tasa de natalidad (el número promedio de niños que tiene la mujer) es menos de 2.1, hay malas consecuencias para la economía. La tasa de natalidad de los Estados Unidos es 1.76 (2017). Si no permitimos la inmigración, vamos a sufrir las consecuencias económicas. Este fenómeno ya se ve en países como Japón y va a ocurrir en los Estados Unidos si no tenemos inmigrantes. 

Muchos miembros de mi familia llegaron a los Estados Unidos sin mucho dinero ni muchas posesiones. Ellos pudieron lograr el sueño americano porque construyeron una vida mejor para ellos y sus niños. Espero que suceda lo mismo para los inmigrantes de la caravana.