La comunidad de Wilson debe hacer más para apoyar el Mes de la Herencia Hispana

Personal del Beacon

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Para muchos estudiantes en Wilson, solo hay una vez al año donde ellos realmente se sienten honrados: el Mes de la Herencia Hispana, que comienza el 15 de septiembre y termina el 1 de octubre. Este mes debe de ser un tiempo de celebración y recordatorio, pero todavía se encontró con indiferencia por la comunidad de Wilson este año.  

La razón principal citada por la administración para que la mayoría del cuerpo estudiantil no se dieran cuenta de la importancia del mes fue la salida del coordinador del Centro Latinoamericano de La Juventud de Wilson. Eso no pasa como una excusa sustancial, ¿realmente no había otra persona en el edificio que pudiera ocupar el cargo? Sin mencionar la existencia del Comité del Clima, que se supone que está a cargo de la planificación de eventos escolares.

En los últimos años, este mes ha servido como una manera de ayudar a los estudiantes hispanos a sentirse representados y bienvenidos. No hace mucho tiempo, el cuerpo estudiantil fue recibido por la música tradicional hispana y los alimentos preparados por los estudiantes de inglés como segundo idioma (ESL) en el atrio durante el STEP. Los estudiantes pudieron resaltar su cultura y compartirla con otros.

Tradicionalmente, la división entre estudiantes que no son de ESL y ESL ha limitado la participación de los estudiantes de ESL en eventos y actividades de Wilson. Un grupo ya aislado en la escuela se quedó una vez más en las sombras cuando la administración y el personal no planearon eventos reconociendo las contribuciones de figuras hispanas a lo largo de la historia estadounidense. Que esas personas y sus vidas sean pasadas por alto debido a la desorganización es una pena.

En los próximos años, es nuestra responsabilidad como estudiantes crear conciencia sobre el Mes de la Herencia Hispana, un tiempo que celebra una cultura tan frecuente en Wilson. No tenemos un problema discutiendo cosas triviales con el personal, así que ¿por qué no estamos discutiendo la falta de respeto que se dio todo un mes cultural? Debemos hacer todo lo posible para que la administración, y el uno al otro, sea responsable de los valores de los que tanto hablamos a menudo.