La historia detrás de los acentos del español 

Raiza Sauciri, Editora de Español

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El español es el idioma oficial en más de 21 países. Además de ser el segundo idioma más hablado del mundo, el número de personas que lo aprenden incrementa significativamente. En los Estados Unidos, 59.9 millones de hispanos viven en diferentes estados de la nación, por lo que el español tiene un gran impacto en la sociedad anglosajona. Sin embargo, como en todo idioma, los acentos y dialectos varían de acuerdo a la localización y evolución del mismo.

La variedad de acentos del español son innumerables y aprenderlos todos puede que lleve mucho tiempo. Además, el lugar en donde vives puede definir el tipo de acento adquirido. En Florida, más de la mitad de la población provienen de Cuba. En los años 60’s, EEUU aprobó la Ley de Ajuste Cubano en el cual se legalizó automáticamente a los inmigrantes de Cuba para que puedan llegar a playas estadounidenses o también conocida como “pie mojado”. Como consecuencia, muchos emigraron a Miami convirtiéndolo en un área mayormente cubana.

En Los Ángeles, la evolución del acento mexicano fue debido a las diferentes políticas entre países vecinos, especialmente a partir de los años 20 donde la migración a los Estados Unidos incrementó. Además del idioma, los acentos representan también a toda una cultura, por ejemplo, la gastronomía mexicana se pueden encontrar en ciertos estados del país. En Nueva York, más del 19.0 porciento de la población son puertoriqueños o también conocidos como “boricuas,” los cuales lideran la comunidad latina. La cultura puertorriqueña ha revolucionado la música neoyorquina, por ejemplo Marc Anthony, Jennifer Lopez, de primera generación y Bruno Mars–boricua por parte de su padre.

Finalmente, tenemos al DMV, estados que albergan a una gran cantidad de nacionalidades, no obstante la que más destaca es el acento salvadoreño. La migración de los años 70 a Virginia, Maryland y DC provocó el dominio de un acento salvadoreño, uno de sus grandes impactos culturales son la comida típica y tiendas latinas, donde todo el que viva en estas áreas conoce al menos de la famosa ”pupusa salvadoreña.”

El español ha servido como un puente de unión, frente a diferencias culturales, ya sea en tradiciones y costumbres. Aprender español o simplemente hablar con un tipo de acento forma parte de tu identidad, y muchas veces el ambiente en donde vives puede definir tu forma de hablar. •