Puerto Rico y las réplicas sísmicas

Raiza Sauciri, Editora de Español

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Desde 1918, Puerto Rico no había sufrido de severas secuencias sísmicas; sin embargo durante los meses de diciembre del 2019 y enero del 2020, el suroeste de Puerto Rico ha sufrido una ola de temblores, siendo la más fuerte de 6,4 grados de magnitud. Daños materiales y hasta la muerte de un ciudadano se han producido debido a las réplicas sísmicas.

El gobierno de Puerto Rico decidió evacuar a la población mientras proveía de campamentos de refugio localizados en los municipios de Ponce, Peñuelas, Guayanilla, y Guánica donde más de 100 mil puertorriqueños recibieron necesidades básicas como alimentos, agua, y hamacas, ya que la gente prefiere dejar sus viviendas y pertenencias para estar más seguros en los campamentos de acogida. 

Los temblores también han afectado los servicios básicos como el agua y la electricidad causando un apagón nacional, sin embargo en algunas áreas la luz eléctrica ya ha sido restablecida. El área más afectada de la isla es Guánica donde más de 150 viviendas sufrieron daños severos. La cadena de sismos también perjudicó a muchos estudiantes que aplicaban a la universidad. Por otro lado el ministerio de vivienda de los Estados Unidos declaró a Puerto Rico en estado de emergencia y contribuyó con 8 mil millones de dólares. La gobernadora interina Wanda Vázquez activo a la guardia nacional. La alcaldía inició la reconstrucción de muchas entidades públicas como escuelas. El objetivo es iniciar la gestión escolar a tiempo. 

“Puerto Rico se levanta no te dejaremos caer,” dice la nueva canción “Un nuevo amanecer” del Boricua Jowell quien alienta a la solidaridad con la isla del encanto. Organizaciones sin fines de lucro como, La Federación Hispana el cual contribuyó con la entrega de paneles solares en diferentes partes del sur. Direct Relief es otra organización que con la ayuda del departamento de salud puertorriqueño ha llevado atención médica gratuita a las zonas afectadas de la isla. World Central Kitchen también ayuda a la comunidad afectada por los desastres al repartir comida en las áreas de Guánica y Yauco. All Hands and Hearts es un programa de voluntariado que ha ayudado en reconstrucción a Puerto Rico desde el huracán María y hasta presentes días.

La isla vive un ambiente de colaboración y solidaridad mientras se recupera de los desastres debido a las réplicas sísmicas, por otra parte el servicio geológico de los Estados Unidos pronosticó que en un 8 por ciento, los movimientos sísmicos disminuirían en los próximos días. •