Medidas de seguridad en latinoamérica en respuesta a la pandemia del COVID-19

Raiza Sauciri

La pandemia ha alcanzado territorio latinoamericano y se propaga con rapidez, hasta la fecha existen más de 9000 casos y más de 150 muertos. Las reacciones por parte de los gobiernos a esta crisis varían de acuerdo a la fase en que cada nación se encuentra.

Brasil: Es el primer país en latinoamérica en ser afectado por el coronavirus. El presidente anunció el 19 de marzo el cierre de sus fronteras a países europeos y asiáticos por un plazo de 15 días, y de vías terrestres para todos sus vecinos. Las clases escolares fueron suspendidas, prohibieron las reuniones masivas y redujeron la oferta de transporte público por 90 días. Actualmente hay más de 4,256 casos y 136 muertes.

Chile: Es el segundo país en latinoamérica más afectado por la pandemia con más de 2,000 casos y siete muertes, entrando así a la “fase 4,” la cual es considerada de alto riesgo de contagio, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En respuesta, el presidente Sebastián Piñera,\ decretó “estado de excepción por catástrofe” en todo el país durante 90 días a partir del 18 de Marzo, cerrando las fronteras del país, suspensión de clases escolares por 14 días, prohibición de visitas a centros de adultos mayores por 30 días para mitigar el contagio y el cierre de comercios no esenciales además del despliegue de militares en las calles para controlar la cuarentena. El incumplimiento será penalizado con una multa de hasta $3,000. Como consecuencia de la pandemia el gobierno suspendió hasta octubre el referendo sobre un posible cambio de la Constitución previsto para el 26 de abril.

Colombia: El país contiene más de 700 casos y 10 muertes siendo uno de los 10 primeros países más afectados de América Latina. El gobierno ha declarado cuarentena nacional desde el viernes 20 de marzo, suspendiendo clases escolares y cierre de negocios no esenciales. Además de aislamiento preventivo obligatorio, por 11 días para personas mayores de 70 años y a partir del 23 de marzo se prohibirán los vuelos internacionales de pasajeros, por un período de 30 días. 

Argentina: En el país ya existen más de 700 casos y supera la docena de fallecidos. El presidente declaró cuarentena obligatoria desde el 20 de marzo hasta el 31 de marzo. Existe un estricto control y habrán penalidades para quienes no cumplan con las medidas de seguridad. Debido al gran número de contagios por vuelos internacionales, el gobierno cerró sus fronteras y suspendió la repatriación de sus connacionales quedando así más de 10,000 argentinos varados en países extranjeros.

Costa Rica: El pasado 12 de marzo el presidente Carlos Alvarado suspendió las clases escolares por un periodo de 14 días además de la suspensión de vuelos al extranjero en sectores públicos. Posteriormente las medidas de distanciamiento social fueron cerrando pequeños negocios al igual que fronteras, playas y restricción de circulamiento vehicular de 22:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. a partir del 24 de marzo. El país ya ha alcanzado 314 casos de contagio local y dos muertes.

Cuba: La Isla ha registrado más de un centenar de casos por el coronavirus y tres muertes. Las restricciones tomadas fueron: suspensión de clases a partir del 20 de marzo por un periodo de 30 días al igual que el transporte público entre provincias. No se han suspendido los vuelos internacionales, sin embargo, la vigilancia ha incrementado en los aeropuertos.

Venezuela: Existen más 120 casos confirmados y tres muertos. El 17 de marzo el presidente decretó el aislamiento obligatorio y cierre parcial de vuelos al extranjero todo evento que incite a la aglomeración de personas fue cancelado al igual que las clases escolares. Los restaurantes solo trabajan para llevar. El ministerio de salud estableció 46 centros de salud para atender a los pacientes afectados por la pandemia.

Panamá: El país caribeño registró más de 900 casos y 17 muertes. En respuesta, el gobierno ha cerrado las fronteras del país por un periodo de 30 días a partir del 16 de marzo. El país también se declaró en estado de emergencia para usar recursos y enfrentar la situación económica y evitar desabastecimiento.

Bolivia: El gobierno de Bolivia decidió este 25 de marzo declarar “estado de emergencia sanitaria” ya que existen más de 80 casos y una muerte por el coronavirus. Como consecuencia las elecciones presidenciales prevista para este 3 de mayo fue suspendida sin fecha determinada. Las restricciones de seguridad han incrementado llegando a una cuarentena total donde las personas pueden salir a aprovisionarse hasta el mediodía y solo ciertos días de la semana de acuerdo al número de su cédula de identidad. Las fronteras están cerradas al igual que los negocios, con excepción de mercados de comida y centros de salud. La circulación de vehículos es permitida solamente para fuerzas armadas y de salud. El incumplimiento de estas medidas serán penalizadas con  un monto de $150 y arresto por 8 horas. La orden tiene vigencia hasta el 15 de abril. El gobierno transitorio anunció la distribución de una canasta familiar de alimentos de primera necesidad y los gastos de servicios públicos como luz eléctrica y agua serán cubiertos por el Estado para sectores más vulnerables del país.

Paraguay: El pasado 16 de marzo el país declaró el cierre parcial de sus fronteras para controlar la propagación del COVID-19. Sin embargo, ya existen 59 casos y tres muertes. Las clases se suspendieron por un periodo de 14 días y se cancelaron los vuelos de ida y vuelta a países europeos. Además $80 millones serán destinados para insumos y equipos médicos, entre otras necesidades económicas. Las restricciones son controladas por el despliegue de militares a nivel nacional.

Nicaragua: En contraste con las restricciones sanitarias, el presidente Daniel Ortega convocó a una marcha ciudadana en Managua llamada “Amor en tiempos del COVID-19”. Sin embargo, el 24 de marzo el país suspendió todas las misas tras registrarse cuatro casos de coronavirus en el país. Las medidas de restricción pueden ser polémicas ya que la economía del país podría afectar la economía de muchas familias del país que viven día a día.

México: El país azteca tiene más de 800 casos y 16 muertes, entrando en “fase 2”. Las restricciones en respuesta a la pandemia fueron de cerrar las fronteras por motivos de turismo y suspender las clases por un mes al igual que reducir el transporte público en un 60 porcentaje México se prepara con $125 millones para afrontar la situación.

Honduras: Desde el 10 de febrero el país se declaró en estado de emergencia por dengue y coronavirus. El 16 de marzo el país cerró sus fronteras debido a altos riesgo de contagio de vuelos internacionales actualmente existen 110 casos y dos muertes por el coronavirus. Los connacionales que vengan de países extranjeros tendrán que cumplir 14 días de cuarentena. La navegación de Internet a sitios gubernamentales serán gratuitos en el país por un periodo de 30 días. 

Haití: El pasado 19 de marzo Haití registró su primer caso de contagio, actualmente existen más de 15 casos. El gobierno declaró estado de emergencia y toque de queda desde las 8:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. Además la suspensión de clases y aglomeración de personas están prohibidas en el país caribeño. Además los niños y niñas scouts han proveído lavados portátiles a la calles para que transeúntes puedan lavarse las manos. Organizaciones internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) enviaran un grupo de voluntarios para ayudar a mitigar la propagación del coronavirus.

Guatemala: El presidente Alejandro Giammattei el pasado 6 de marzo declaró “estado de calamidad pública” y la “alerta máxima” para destinar $30 millones para atender la llegada del virus. El país ya tiene más de 30 casos y una muerte por COVID-19. Debido a la crisis el viceministro de salud fue destituido de sus funciones. Las personas que fueron expuestas al coronavirus deben permanecer en cuarentena domiciliaria.

Salvador: A pesar de las tempranas medidas del gobierno de Bukele ya existen más de 20 casos en el país. Como respuesta a la pandemia, se construye un nuevo hospital y a partir del pasado 11 de marzo por un periodo de 21 días, se suspendieron las clases al igual que los pagos de servicios públicos como agua, luz, internet, teléfono, bienes y créditos del banco. También se prohibieron las reuniones de más de 200 personas y aislamiento de personas embarazadas y adultos mayores. El pasado 16 de marzo se cerraron las fronteras y vuelos internacionales al país por un periodo de 30 días.

Ecuador: Uno de los tres primeros países con más contagios siendo 1890 casos y 57 fallecidos por el COVID-19. El presidente Lenín Moreno ha declarado toque de queda a partir del 16 de marzo, desde las 9:00 p.m. hasta 5:00 a.m. suspendiendo así clases escolares, eventos nacionales y reuniones con más de 250 personas y cerrando fronteras a países vecinos, europeos, asiáticos y del medio oriente. La crisis ha ocasionado el cese de funciones de la ministra de salud Catalina Andramuño, alegando la falta de apoyo financiero al área de salud.

Uruguay: El país tiene 304 casos de contagio local y un muerto por causa del coronavirus las medidas de mitigación fueron impuestas a partir del pasado 13 de marzo donde las escuelas suspendieron clases por un periodo de 14 dias, ademas del cierre de la frontera con el país vecino Argentina y finalmente a partir del 20 de marzo los vuelos provenientes de europa se cancelaron.

República Dominicana: El 20 de marzo se declaró toque de queda nacional desde las 8:00 p.m. hasta 5:00 a.m. hasta el 3 de abril. Entre las medidas tomadas para enfrentar la pandemia se suspendieron las clases por dos días para desinfectar las unidades educativas, se cerraron los vuelos internacionales de países donde el coronavirus ha sobrepasado la fase 4 s e prohibió la entrada de cruceros a la isla. Hasta la fecha se han reportado 859 casos y 39 muertes.

Perú: El presidente Martín Vizcarra  declaró cuarentena obligatoria a partir del 15 de marzo siendo el primer país en la región, también se ordenó el cierre de fronteras por 15 días y postergó el inicio del año escolar hasta el 30 de marzo. Sin embargo hasta la fecha se han reportado 580 casos y nueve muertos. El gobierno también dará a cada familia de sectores vulnerables $150. Además se mantiene una estrecha comunicación con el país asiatico China para combatir el COVID-19. La crisis ha ocasionado la destitución de la ministra de salud desde el 6 de marzo.