Desesperados y frustrados: La clase 2024 da su opinión

Desesperados+y+frustrados%3A+La+clase+2024+da+su+opini%C3%B3n

Graphic by Madeline Conway

Lucaya Navas and Kimberly Perez

Este año escolar es uno para los libros. Hablé con mis compañeros sobre su experiencia en Wilson y sus deseos para el resto del año. Todos estamos de acuerdo que aún no estamos acostumbrados a la idea de tener clases virtuales. 

Lo que esperábamos de la secundaria era que iba haber más facilidad en  conocer nuevas personas, y por lo cual podríamos aprender cuáles actividades ofrecían en Wilson.

Somos estudiantes más independientes que antes. Más responsabilidad está puesta en los estudiantes. Eso es algo que todos esperábamos pero no tan drásticamente el primer año de la secundaria. Pensábamos que teníamos tiempo. Estar en el edificio era algo que deseábamos, ver personas caminando en los pasillos, charlando con los compañeros durante el tiempo del almuerzo, aprendiendo las maneras más rápidas de llegar a clase,esas cosas que una vez fueron regulares para los  estudiantes. 

Las clases virtuales son un poco estresantes, hay muchas cosas que a veces no funcionan como Teams y otros materiales que usamos. Completar proyectos con otros estudiantes puede ser problemático porque los estudiantes no pueden enfocarse cuando están en clase. Por el otro lado, DCPS nos ha dado una plataforma,CANVAS,  que nos ayuda estar más organizados con nuestro trabajo. Han introducido “Asynchronous Time” en el cual los estudiantes pueden trabajar individualmente en las asignaciones que los profesores dan específicamente durante ese tiempo. 

Por el momento no hay muchas cosas en el cual estamos emocionados en casa, pero si estamos ansiosos por ver en que deciden en Noviembre sobre regresar al edificio.