Estudiantes reflejan sobre su experiencia en la cuarentena

Isa Thompson

La semana antes de las vacaciones de invierno, casi 50 estudiantes y profesores de Wilson informaron que tuvieron resultados positivos del COVID-19. Este aumento de casos no impidió que Wilson continuara sus clases en persona. Con la mayoría de las aulas vacías, y un gran aumento en la cantidad de llamadas para maestros sustitutos, muchos estudiantes se preguntaron cómo les iba la escuela a los que estaban en cuarentena.

Sofia Pastor, una senior, tuvo COVID-19 antes de las vacaciones de invierno, y dijo, “creo que Wilson no fue muy eficiente en el proceso de seguimiento de casos. Hubo muchos casos que no fueron reportados o contados.” Lo que significa que posiblemente podría haber habido más estudiantes enfermos de COVID-19 que sólo los 50 reportados. 

No fue hasta el regreso de las vacaciones de invierno que Wilson requirió a todos los estudiantes que mostraran una prueba negativa. Las opiniones sobre la efectividad de la administración con respecto a la mitigación del COVID-19 en la última semana antes de las vacaciones variaba mucho. La senior Zoe Kaplan cree que los estudiantes deberían haber sido excusados la última semana antes de las vacaciones. “Sé que mucha gente ni siquiera quería ir a la escuela porque iban a ver [a sus] abuelos la semana siguiente,” Kaplan cuenta.

Al otro lado de Reno, Javier Thompson, un estudiante del octavo grado en Deal, dice que “había perdido varios días de escuela, lo cual resultó en una gran cantidad de trabajo de clase y tarea.” 

Descubrí que los estudiantes de Wilson y Deal compartían el mismo sentimiento; era manejable ponerse al día en el trabajo. “Aparte de perderme una unidad entera de matemáticas, mis otras clases fueron bastante fáciles de recuperar,” dice Kaplan. Mientras tanto, Thompson acreditó la ayuda de sus compañeros, “me puse al día bastante rápido porque pedí prestado trabajo a mis amigos.” Para las pruebas, explica Pastor, “mi profesora hizo el examen opcional una vez que regresamos al colegio en enero.”

Parece que a algunos de los estudiantes en cuarentena se les ha dado una cantidad justa de trabajo, mientras que a otros no. Todos los estudiantes con los que hablé estuvieron de acuerdo en que es sorprendente cuánto tiempo ha estado la escuela abierta para instrucción en persona sin tener que volver a clases en línea por culpa del COVID-19.•